un-pais-de-tebeo.png

Dice Rajoy, y no le falta razón, que el Ejecutivo de Zapatero es “el Gobierno de la chapuza, de Pepe Gotera y Otilio, incapaz de dar la talla ante los problemas que se presentan”. Nada nuevo, pues lo hemos estado viendo desde que llegaron al poder. Desde aquel asunto del típex de Caldera se han sucedido otros hecho destacados en el devenir cotidiano, de ñapas, injertos y ortopedia política, con el fin de ir tirando, tapando agujeros y trampeando como mejor les parece para cubrir sus vergüenzas y tener engañada a la opinión pública. Eso sí, cuando las cosas se tuercen, se escabullen e implican a la oposición, al mejor estilo del Botones Sacarino o Zipi y Zape. Los asuntos recientes y algunos pasados en cuestión de espionaje recuerdan los follones de Mortadelo y Filemón o Anacleto; las confusiones y despistes de algunos magistrados afines se asemejan a las de Rompetechos; las ministras, con De la Vega a la cabeza, a Doña Urraca, las Hermanas Gilda o Doña Lío Portapartes; y así podríamos seguir hasta completar el espectro del cómic.

Nada que ver con los héroes de los años 40/70 como El Jabato, El Capitán Trueno, El Guerrero del Antifaz, El Aguilucho, Roberto Alcazar y Pedrín, Diego Valor y algún otro, donde las hazañas eran mucho más auténticas y eran emulados por los jóvenes de la época, sin mover a la risa como ocurre con los otros personajes de arriba. Esa es la diferencia entre la izquierda del cachondeo y los embrollos con la derecha patriótica y justa de España.

http://www.cope.es/ver_noticia.php?id_noticia=227074

http://www.larazon.es/noticias/noti_nac25349.htm

http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276310292.html