del-rojo-al-amarillofirma.jpg

Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira. Y aunque los sociatas tienen un filtro muy bermejo (también un ministro y más que nadie) han decidido, por que les interesa, concederles a los militares fallecidos la condecoración gualda, otorgada a los caidos en la paz. Claro, la otra es para la guerra, pero dicen que ellos no han ido a ninguna. Eso sí, reconoció Alonso que la zona era muy conflictiva cuando mandó a los soldados, si bien otras veces, por que le interesó, dijo lo contrario.

También por interés asegura que los inhibidores de frecuencias, que deberían estar en los BMR ya instalados, no hacían falta, o los habían mandado a Afganistán (¿tampoco es zona bélica?), o se retrasó su montaje o cualquier cosa parecida con tal de inhibirse él mismo de su responsabilidad, y de paso escaquear también al resto del des-Gobierno. Y en mangas de camisa, como el más chulo de La Moncloa, recibió a los féretros, sin importarle el respeto debido a los que dieron su vida por España. Será que esta palabra le hace sudar y por eso ni corbata, ni chaqueta ni luto alguno se puso para la ocasión.

Por todo lo anterior, el distintivo que deberían haber empleado en tan luctuosa ocasión es el rojo, reconociendo su error y llamando al pan, pan y al vino, vino. Pero no, nunca darán su brazo a torcer, ni con las víctimas de allá ni con las de acá; sean de la “guerra” de ETA o de la “paz” del Líbano. Otras acepciones que van variando según vengan los tiros.

http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276308450.html