Aquí unos consejos para conseguir que tu hijo, la sangre de tu sangre se convierta en un progremierda.

  1. Dadle todo cuanto desee: así crecerá convencido de que el mundo entero le
    debe todo.
  2. Reídle todas sus groserías, tonterías y salidas de tono: así crecerá
    convencido de que es muy gracioso y no entenderá cuando en el colegio le llamen
    la atención por los mismos hechos.
  3. No le déis ninguna formación espiritual: ¡ ya la escogerá él cuando sea
    mayor!. Recordarle que la religión es mala y los curas son unos fascinerosos.
  4. Nunca le digáis que lo que hace está mal: podría adquirir complejos de
    culpabilidad y vivir frustrado; primero creerá que le tienen manía y más tarde
    se convencerá de que la culpa es de la sociedad.
  5. Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así crecerá pensando que todo el
    mundo está a su servicio; su madre la primera.
  6. Dejadle ver y leer todo: limpiad con detergente, que desinfecta, la vajilla
    en la que come, pero dejad que su espíritu se recree con cualquier porquería.
    Pronto dejará de tener criterio recto.
  7. Padre y madre discutid delante de él: así se irá acostumbrando, y cuando la
    familia esté ya destrozada lo encontrará de lo más normal, no se dará ni cuenta.
  8. Dadle todo el dinero que quiera: así crecerá pensando que para disponer de
    dinero no hace falta trabajar, basta con pedir o tomar como propio el de las
    arcas públicas.
  9. Que todos sus deseos estén satisfechos al instante: comer, beber,
    divertirse,…¡de otro modo podría acabar siendo un frustrado!
  10. Dadle siempre la razón: son los profesores, la gente, las leyes… quiénes la
    tienen tomada con él.
  11. Inculcarle el pensamiento único. Los demás están equivocados y sólo valen sus ideas. Las ideas de los demás hay que destruirlas.
  12. Todo el que piense diferente a él es un fascista.

“Y cuando su hijo sea ya un progre, proclamad que nunca pudisteis hacer nada
por él”.
Y para terminar un bonito, cultural y ecléctico vídeo de LA JUVENTUD BAILA. Una progreta da lecciones de cómo las mujeres aguantan más y mejor el alcohol. Esta chica, que ve todos los días la película ALGO PASA CON MARY y que se rumorea que es pariente cercana de Simancas el de la pequeña tranca hace este numerito en un control de alcoholemia de la Guardia Civil.