Las revelaciones de Conthe en el Congreso suponen un escándalo porque, por primera vez en la historia de la CNMV, su presidente revela sin tapujos no ya sólo las continuas interferencias del Gobierno, en favor de sus amigos. Manuel Conthe ha desvelado la verdad sobre un escándalo financiero perpetrado en 2005. Lo llamó “triangulación perturbadora” y se refería a Arenillas, Sebastián y un “grupo de comunicación”, Javier Ruiz, y al intento de desacreditar al BBVA después de que el asalto de Sacyr al Banco de Francisco González quedase en “zona muerta”. Los españoles hartos de sufrir son capaces de aguantar de todo: el chantaje terrorista, la mentira, que se les quiera meter en un zulo de 30 m2. ¿Aguantarán que jueguen con su bolsillo?. Este caso nos recuerda los tiempos de la corrupción socialista, un ejemplo de ello lo tenemos en Juan Guerra: A finales de 1989, Juan Guerra, hermano del entonces vicepresidente del Gobierno español, Alfonso Guerra, fue contratado por el PSOE para trabajar en un despacho oficial de la Delegación del Gobierno en Andalucía en calidad de asistente de su hermano. El despacho era utilizado para actividades diferentes a las asignadas, lo que le valió a Juan Guerra ser acusado y juzgado por los delitos de cohecho, fraude fiscal, tráfico de influencias, prevaricación, malversación de fondos y usurpación de funciones.. ¿Habrá reformado zETApé la bodeguilla para crear una cueva para la nueva Beautiful people (Intermoney)?

La