Según fuentes consultadas y de toda solvencia, Zapatero ha cumplido la mitad de sus promesas: Nos prometió el oro y el moro.

¡¡Ya tenemos el moro!!